36.1 C
Santa Fe
domingo, 4 diciembre 2022

Racing le ganó un partidazo memorable a Rosario Central y sigue al acecho en la Liga Profesional

La Academia derrotó por 4-3 al Canalla en el Cilindro tras ir perdiendo 3-1 para ponerse a un punto del líder Atlético Tucumán.

Destacadas

Racing logró este viernes un inolvidable triunfo por 4-3 ante Rosario Central por la fecha 22 de la Liga Profesional 2022. La Academia salió airosa de un trámite tan cambiante como emotivo y logró ponerse a un punto del líder Atlético Tucumán con un partido más, para seguir dando batalla por el título.

En el primer tiempo, el conjunto de Fernando Gago golpeó rápido y parecía augurarse una buena noche. A los siete minutos, el fondo canalla hizo todo mal en una salida y le terminó haciendo rebotar la pelota a Carlos Alcaraz para la primera emoción de la noche. Pero los de Carlos Tevez se mostraban picantes a la hora de agazaparse y lejos estuvieron de bajar los brazos tan temprano.

A los 18, Facundo Almada definió con un cabezazo de pique un centro desde la derecha, y a los 23 el local se equivocó ante la presión en el medio y la veloz salida terminó con Facundo Buonanotte convirtiendo por la derecha con un tiro al segundo palo. En una ráfaga lo daba vuelta la visita y La Academia solo reaccionó con un intento de Gabriel Hauche que ahogó Jorge Broun.

A los 33, los rosarinos aumentaron en una gran jugada que arrancó en el mismo Broun y terminó en una rápida combinación para que Alejo Veliz arremetiera con un cabezazo por la derecha.

El baldazo de agua fría trajo cola en el entretiempo y al complemento Pintita salió con tres cambios: Johan Carbonero, Juan Cáceres y Emiliano Vecchio reemplazaron a Hauche, Facundo Mura y Jonathan Gómez para intentar torcer la historia. A los 20, logró descontar con Vecchio, quien tomó de volea un balón que le bajaron de cabeza, a los 22 Maxi Romero empató anticipando de cabeza una mala salida de Fatura y enseguida casi marca el cuarto Matías Rojas pero lo ahogó el arquero.

Sin embargo, en lo que siguió del partido fue cuando se vio el corazón de Racing. Empujado por su gente, el equipo no aflojó en su intensidad y dejó en claro que era el que más deseaba la victoria. Insistió, forzó un penal sobre Johan Carbonero increíblemente inadvertido por el árbitro Pablo Echavarría y el VAR y, a los 46, encontró el premio con un centro desde la izquierda que Aníbal Moreno se agachó para cabecear al primer palo. Desahogo, abrazo gigante, lágrimas…

El epílogo justo para un duelo para el infarto que podría convertirse en una bisagra para Racing, la inyección anímica que todo candidato necesita.

Fuente: TyC Sports

Últimos artículos

× Comunicate con Radio Gol 96.7