26.7 C
Santa Fe
jueves, 20 enero 2022

Por segunda vez, le cancelaron la visa a Djokovic y apeló la decisión: se pospuso su deportación del país

El Gobierno de Australia rechazó nuevamente el visado del tenista por motivos de 'salud y orden público'. Sus abogados trabajan a contrarreloj para evitar la extradición. Esta sucesión de hechos podría desencadenar en la prohibición de ingresar al país por los próximos tres años.

Destacadas

Por segunda vez consecutiva, las autoridades australianas le cancelaron la visa a Novak Djokovic por cuestiones de ‘salud y orden público’. Ante esto, sus abogados trabajan a contrarreloj para evitar la deportación del país.

El ministro de Inmigración, Alex Hawke, decidió rechazó nuevamente el visado del tenista tras ingresar al país con una "exención médica" por haber contraído coronavirus en diciembre pasado.

En este sentido, sus letrados apelaron la decisión de la Justicia, lo que fue aceptado por el Tribunal, por lo que se postergó la extradición.

El representante legal de Nole propuso que el deportista esté "en detención" en la oficina de los abogados hasta el sábado mientras preparan las presentaciones correspondientes y reconoció que el domingo asistirá a la audiencia que se celebrará sobre el caso, en la previa del Australian Open, para determinar los pasos a seguir.

¿Qué sucedió?

De conocida posición contraria a la vacuna, el serbio viajó a Melbourne la semana pasada para disputar el Aus Open tras conseguir una "exención médica" por haber contraído coronavirus en diciembre pasado. Sin embargo, al llegar el miércoles al Aeropuerto Internacional de Tullamarine, agentes migratorios de Australia le informaron sobre la revocación de la visa y la policía dispuso su traslado a un hotel que aloja inmigrantes ilegales.

Djokovic, de 34 años, acudió a Australia después de anunciar que había conseguido un permiso sanitario para jugar el Abierto en busca de su décimo título y de batir el récord de 20 Grand Slam que ahora comparte con el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal.

Djokovic recibió el lunes el aval judicial para disputar el Abierto de Australia, aunque el gobierno federal se reservó la facultad de deportarlo por orden directa del Ministerio de Inmigración.

El juez dispuso su liberación, la devolución del pasaporte y pertenencias personales y el pago por parte de la administración central de las costas legales del serbio, quien en base al fallo quedó habilitado a jugar el primer Grand Slam del año a partir del 17 de enero.

Sin embargo, el Gobierno le hizo saber al juez, a través de sus abogados, que se reserva la atribución de expulsar al tenista, una medida que podría tomar en las próximas horas el ministro de Inmigración, Alex Hawke, y que implicaría una prohibición de ingreso al país por los próximos tres años.

Fuente: Doble Amarilla14

Últimos artículos

× Comunicate con Radio Gol 96.7